Buscar

A través del espejo

Relatos y Reseñas sobre Fantasía, Ciencia Ficción, Terror, y demás literatura de género

Relato: Ladrón y Arquero (IX)

Cuando consiguió liberarse, ayudé al norteño a arrastrar el cuerpo de la bestia al borde del calvero y lo ocultamos entre los setos. Observé mejor el hocico de lo que hasta entonces creí un enorme león; en realidad no parecía un felino, excepto por las enormes garras retráctiles, sino que su mandíbula correspondía más a la de un perro de presa. El conjunto me recordaba a los guardianes tallados en piedra que protegen algunos templos allí, en Hyrkania, pero jamás había visto uno como aquél. Seguir leyendo “Relato: Ladrón y Arquero (IX)”

Capitán Alatriste, de Arturo Pérez-Reverte

No era el hombre más honesto ni el más piadoso, pero era un hombre valiente. Se llamaba Diego Alatriste y Tenorio, y había luchado como soldado de los tercios viejos en las guerras de Flandes. Cuando lo conocí malvivía en Madrid, alquilándose por cuatro maravedíes en trabajos de poco lustre, a menudo en calidad de espadachín por cuenta de otros que no tenían la destreza o los arrestos para solventar sus propias querellas.

Seguir leyendo “Capitán Alatriste, de Arturo Pérez-Reverte”

Relato: Ladrón y Arquero (VIII)

El cielo se mostraba despejado y la luna nos sonreía, descarada, desde su privilegiada situación. No había sido mi intención elegir aquella noche, pero me vi obligado a actuar sin atender a las condiciones mínimas que cualquier ladrón hubiera tenido en cuenta al planear un allanamiento. Seguir leyendo “Relato: Ladrón y Arquero (VIII)”

Eric Ojos Brillantes, de H. Rider Haggard

Vivió un hombre en el sur, antes de los días en que Thangbrand, hijo de Wilibald, predicara al Cristo Blanco en Islandia, al que se llamó Eric, el de Ojos Brillantes, hijo de Thorgrimur: en aquella época no existió ningún hombre que rivalizara con él en fuerza, hermosura y valor, ya que en tales cualidades era el primero. Sin embargo, no era el primero en materia de suerte.

Seguir leyendo “Eric Ojos Brillantes, de H. Rider Haggard”

Relato: Ladrón y Arquero (VII)

Cabalgamos toda la jornada siguiente, sin detenernos apenas para reponer algo de fuerzas y beber agua estancada que encontramos en un pequeño humedal cercano al camino. Era evidente que el río navegable estaba cerca, y eché de menos un viaje menos polvoriento que permitiera descansar más a mis huesos doloridos. Seguir leyendo “Relato: Ladrón y Arquero (VII)”

Relato: Ladrón y Arquero (VI)

Emprendimos de nuevo la marcha rodeados de los jinetes y con el enorme norteño siempre muy cerca del pescante donde nos apretábamos el buhonero y yo. De vez en cuando giraba su brillante cabezota golpeada por el sol y observaba nuestros cuellos, como quien observa el plato que le sirven justo antes de devorarlo. Seguir leyendo “Relato: Ladrón y Arquero (VI)”

Relato: Ladrón y Arquero (V)

Rojo-al ordenó que saliéramos de la calzada para continuar nuestra conversación lejos de curiosos viajeros o guardias de caminos. O eso dijo, aunque es posible que su pensamiento fuera ocultar más fácilmente nuestros cadáveres si se daba el caso. Seguir leyendo “Relato: Ladrón y Arquero (V)”

Reseña: Nuestra Señora de las Tinieblas, de Fritz Leiber

La Madonna se mueve con pasos inseguros, rápidos o lentos, pero siempre con trágica gracia. Nuestra Señora de las Suspiros se arrastra tímida y furtivamente. Pero esta Hermana más joven se mueve con gestos incalculables, rebotando, y con saltos de tigre. No lleva ninguna llave, pues aunque aparece rara vez entre los hombres, derriba todas las puertas en las que se le permite entrar. Y su nombre es Mater Tenebrarum, Nuestra Señora de las tinieblas.

Thomas De Quincy

“Levana and Our Three Ladies of Sorrow”

Suspiria de Profundis Seguir leyendo “Reseña: Nuestra Señora de las Tinieblas, de Fritz Leiber”

Relato: Ladrón y Arquero (IV)

Desde mi escondite podía observar el avance de los jinetes. Por suerte, la ligera brisa que corría en su contra aplacaba el sonido de las monturas, y mi compañero de viaje aún no podía percibir el peligro que nos acechaba. Seguir leyendo “Relato: Ladrón y Arquero (IV)”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: